07 noviembre, 2006

Ellos




David Moreau y Xavier Palud empezaron haciendo cortometrajes, luego trabajaron en publicidad y ahí se conocieron. Al hacerse amigos y darse cuenta de que se complementaban bien decidieron embarcarse en su primer largo y llegaron a Ellos. Un film de terror basado en hecho reales... Se presentó en el Festival de Sitges y lleva dos semanas en cartelera.

Clémentine es profesora y Lucas escritor. Llevan sólo tres meses viviendo en una casa de campo a más de media hora de la ciudad. La casa es inmensa y está perdida entre árboles, aún no está terminada de amueblar pero están felices y se quieren. Todo va bien mientras permanecen ajenos a lo que acecha fuera... Una noche mientras están durmiendo Clémentine se despierta y dice "Lucas, he oído ruidos fuera... creo que hay alguien en la casa" Es aquí donde comienza la agonía a un ritmo trepidante...

La película dura solamente 80 minutos pero se hacen eternos...
Personalmente pasé miedo y cuando el final se descifra pasé más miedo aún. Los nervios afloran porque interactúas con los personajes. Ves lo que ellos ven y vas a su ritmo. No hay explicaciones, sólo un hecho que te hace reaccionar y hay que actuar rápidamente porque no sabes quién ataca, qué sucede y por qué sucede. Enseguida entras con los protagonistas en una espiral de angustia y claustrofobia. ¿Qué haría yo en esa situación?
Es de agradecer por una vez que no exista un diálogo estúpido entre la pareja. Cuando las luces se apagan nadie dice "oh, se han apagado las luces". Realmente ambos transmiten un terror real y por eso es más fácil identificarse con ellos en ocasiones. Tienen miedo porque saben que hay alguien pero no saben qué quieren y la pareja no se separa. Están juntos en todo momento y cuando se separan siguen estando juntos...



¿Cuál es tu verdadero terror? Ante esta pregunta muchos contestarán "que entren en mi casa estando yo dentro". Es un tema que está a la orden del día y que es alimentado por los medios de comunicación pero la película no quiere moralizar ni nada por el estilo. Simplemente es demostrar que con una noticia cualquiera se puede hacer una película de terror. Hay una película española llamada El Habitante Incierto que también trata de un hombre que cree que alguien está viviendo en su casa y pasas verdadera tensión.
Nuestra imaginación nos juega malas pasadas y a veces simplemente con un ruido o un grito ya pasamos más miedo que con un monstruo mutante de tres lenguas bífidas.
En esta película se juega bastante bien con el sonido y es un acierto que "ellos" se comuniquen mediante ruidos extraños y gritos desgarrados.

Siempre habrá gente para las películas de miedo y depende de cómo seas te afectarán unos temas más que otros. A mi este tema me aterroriza, no sólo por el hecho de que alguien se cuele en tu casa sino por el final, por la mente retorcida de personas reales que disfrutan con el sufrimiento ajeno. Me aterroriza pensar quienes son los que cometen tal fechoría... porque al final se desvela quien es y entonces puedes relajarte un poco en la butaca o se te puede quedar la sangre helada como me pasó a mí.



Nunca sabremos cómo reaccionaremos ante una situación límite, nunca sabremos en qué nos convertiremos cuando nos tengamos que enfrentar a nuestros miedos...

Debería de ser al contrario... si alguien se metiera en tu casa no deberías de tener miedo tú, pero así es... Y yo soy muy cagueta para estas cosas, más bien sensible y me da pavor quedarme sola en mi propia casa... Y de vez en cuando cruje el suelo y ya me pongo alerta así que dejo de comentar esta película porque ahora mismo estoy sola y no quiero recordarla...

4 comentarios:

jesus (of suburbia) dijo...

Después de leer tu crítica, de que hoy haya tormenta, de que esté tan oscuro, de que oiga voces de fondo (bueno, sí, es la tele, pero oigo voces), de que la ventana está siendo golpeada por el viento... tengo miedo!!

Mirko dijo...

¡Hola!
Soy el pesao del otro blog. Veo que mis interesantes comentarios no han sido emigrados a este blog...mejor :-D
Borrón y cuenta nueva :-P
Te doy una patadita en la butaca, pero sólo para que sepas que he llegado a ésta página.
Ciao!

koala dijo...

Para mí el miedo es que llamen a tu puerta en mitad de la noche, abras y te encuentres un payaso mirandote fijamente, inmovil.
Por cierto, a mi "ellos" no me gustó nada, me aburrió, pero para gustos hay temores.

Dark Santi dijo...

Buenoooo... ¡qué hay más gente a quien es les interesa el cine!

Jo...