30 mayo, 2008

Drew Struzan

Sigo con la estela de Indiana Jones porque hoy quería recordar a Drew Struzan, un artista en toda regla. Y es que este hombre es el dibujante de carteles tan míticos como los de Indiana Jones o La Guerra de las Galaxias.

Un día de suerte le llegó el encargo de hacer el cartel de Star Wars y a George Lucas le gustó tanto que tanto él como Spielberg lo "apadrinaron" porque a parte de encargarle los carteles de Indiana Jones prohibieron que se reproduciera otro cartel que no fuera el de Struzan.

Así que este dibujante, a parte de ilustrar cómics y libros, ya se ha hecho un hueco más que merecido en la historia del cine. Yo siempre le he dado mucha importancia al tema de los carteles, porque es en lo que me suelo fijar (incluso antes que el tráiler). Y hoy en día con todos los medios que hay suelen hacer carteles muy cutres. Pero Drew Struzan coge sus aerosoles y se marca unos dibujos como éstos:


- Indiana Jones y la última cruzada -

- Blade Runner -

- El laberinto del fauno -

- Hellboy 2 -


29 mayo, 2008

Harrison Ford ha crecido...

...y nosotros también.

Quizás sea ese el problema de Indiana Jones y el Reino de la Calavera de cristal. La magia no te la pueden imponer a base de nostalgia. Porque después de veinte años sólo hay eso, nostalgia. En mi caso por una buena infancia viendo las películas de Indiana Jones en las noches de las vacaciones de verano con una horchata fresquita y sabiendo que ni los mismísimos nazis pueden acabar con el gran héroe que era Harrison Ford. Y es que Ford fue mi primer amor platónico, no por guapo ni por buen actor pero en aquella época igual se colgaba el látigo que pilotaba el Halcón Milenario junto a Chewbacca.

Tanto Harrison Ford, como George Lucas y Steven Spielberg han formado un buen triángulo pero han dejado pasar mucho tiempo porque no creo que a las nuevas generaciones les produzca el mismo efecto que este equipo causó en la década de los 80.

A pesar de todo yo entré en el cine dispuesta a pasármelo bien y retroceder en el tiempo. Cuando aparece por primera vez Harrison Ford y se escucha la banda sonora de John Williams me retuerzo en la butaca y sonrío. "Esto marcha bien" es lo que pienso. Pero una hora después me empiezo a retorcer de desesperación. La película se me empieza a eternizar a pesar del ritmo y la mente me juega una mala pasada. He dejado de creer! Ya no soy la niña que se ponía tensa cuando a Indiana Jones le perseguía una roca gigante. Ahora ya sencillamente no me lo creo, ni siquiera tienen tanta gracia los chistes...

Me gustó Cate Blanchett que me parece una actriz fantástica. También me gustó que se recuperara a Karen Allen como Marion y la verdad es que me sorprendió Shia LaBeouf haciendo de hijo de Indy.

Por un momento dudé de si estaba viendo a Harrison Ford en Indiana Jones o a Richard Dreyfuss en Encuentros en la tercera fase. Y es que parece que Spielberg no sólo ha vuelto al pasado sino que se autohomenajea... Bromas aparte, aún así me divertí y en ese momento me vino bien recuperar a uno de los héroes de la infancia. Y aunque califico la película como regular creo que digan lo que digan es una peli que hay que ir a ver y puede convertirse en un buen plan para un viernes por la noche.

¡Gracias!

Quería dar las gracias a todo el equipo de El club de la esquina por invitarme a presentar este blog. Especialmente a Teresa Lanceta quien me animó y fijó la fecha, si no yo quizás nunca me hubiera animado a hacer un vídeo de presentación.

Estos días me lo he pasado muy bien escribiéndome el guión, locutándolo, protagonizándolo y dirigiéndome. He tenido el ego por las nubes y he salido contenta del resultado a pesar de ser mi primer montaje y de disponer de medios insuficientes. Anoche fue el gran día y estaba un poco nerviosa de no estar a la altura. ¿Será demasiado largo? ¿Aburriré hasta matar? Pero enseguida los pocos que éramos empezamos a reir y comentar los vídeos así que me relajé y me lo pasé fantástico.

De nuevo, gracias

24 mayo, 2008

Bueno pues ya se ha estrenado Indiana Jones, ya la he visto y ya opinaré sobre ella...
De momento dejo por aquí el último montaje que hice para la radio. El programa acaba su temporada así que me queda un programita solamente hasta después de las vacaciones... Con lo bien que me lo paso yendo a la radio :) He pensado despedirme con otro estreno fuerte que supongo será Wall·E, de la Pixar. Además mi hermano pequeño será buen asesor porque me parece que de la Pixar las tiene casi todas en dvd...

En fin, que aquí está la presentación de Indiana Jones, a ver si Javi me deja ya de mandar correos diciéndome que cuando lo pongo ¬¬



Indiana jones montaje_mezcla.mp3 - Lola Alted

23 mayo, 2008

El cine del verano

Sigo con mis plastadas. Si ya hablé del cine del invierno y de la primavera, creo que debería de seguir con la serie y si mis cálculos no me fallan, ahora me tocaría hablar del cine de verano. Como siempre, destacaré algunas de las que me gustaría ir a ver pero que seguramente no veré y otras que veré aunque no tenga muchas ganas (creo que no sé muy bien lo que estoy diciendo pero es que no me he tomado mi chute de cafeína hoy):

  • Los cronocrímenes: película que se estrenará el 27 de junio, dirigida por Nacho Vigalondo. Muy curioso su diario cinematográfico, su blog en EL PAÍS.
  • How to cook your life: para la misma fecha que la película anterior está programado este documental alemán dirigido por Doris Dörrie. El director sigue las clases de cocina del maestro zen Edward Brown, cuyo lema es saber cómo cocinar significa saber cuidar de uno mismo.
  • Aliento: la nueva película de Kim Ki Duk parece que seguirá la estela de sus anteriores películas.
  • Prométeme: comedia del director serbio Emir Kusturica
  • Berlin: Julian Schnabel dirige este documental musical sobre la obra de Lou Reed
  • Wall·E: un robotito muy majo llegará a nuestras pantallas en agosto a manos de la factoría Pixar. Éxito de taquilla asegurado.
  • El diario de los muertos: George A. Romero, creador de "La noche de los muertos vivientes" sigue con su tema y este verano habrá en cartelera una de zombies. Y supongo que si está hecha por el "padre" de los zombies estará bien :) Cómo me apetece!
  • Tropic Thunder: comedia diriga por Ben Stiller. Y aunque este actor no me haga mucha gracia, Ethan Cohen ha participado en el guión y el resto del reparto me gusta como por ejemplo Jack Black y Robert Downey Jr.
  • Vicky Cristina Barcelona: porque el director es Woody Allen que si no...
Y hasta aquí puedo leer hoy...

18 mayo, 2008

El circo ha muerto... vamos a desenterrarlo!!

Esto es lo que reza Nosferatu, maestro de ceremonias del Circo de los Horrores.

Alicante estaba plagada de carteles anunciando este circo. En los carteles salía un payaso con aspecto diabólico así que ni siquiera me planteé acercarme a ver de qué trataba el cartel. Los payasos siempre me han dado un poco de fobia, y si tienen colmillos más aún. Hasta que un día no pude resistirlo más y entré en la página web para enterarme de una vez quién puñetas sería ese payaso. Era Grimo, el payaso asesino. Entonces leí que el director del espéctaculo era Suso Silva, un clown que había ganado el Premio Nacional de Circo en 2003. También vi que El Circo de los Horrores no era un espectáculo normal y corriente porque estaba ambientado en un cementerio gótico del siglo XIX. Era una fusión de circo, teatro y cabaret así que durante una semana empecé a repetir como una cría: "quiero ir al circo, quiero ir al circo, quiero ir al circo" Y al circo me llevaron, y además en primera fila...


Entramos media hora antes y estaba toda la carpa en penumbra, se escuchaban gritos y sonidos fuertes pero lo peor de todo es que de la niebla salían figuras tenebrosas. Los acomodadores eran familiares locos de los freaks... Igual se te acercaba un psicópata con camisa de fuerza, que una novia muerta se quería llevar a tu parte contratante pero el peor de todos sin duda era un tío de casi dos metros con unos zapatones de hierro que arrastraba lentamente y una máscara muy parecida al tipo de La matanza de Texas.

Grité, aullé y me desgarré las cuerdas vocales. Me subí a la espalda del novio de mi prima de un salto, le dejé sordo y casi le arranco los dedos a mi hermana de tanto apretarle la mano... Pero qué bien me lo pasé. No recuerdo una media hora más tensa en mi vida pero soltaba adrenalina por cada poro de mi piel.

Cuando empieza el espectáculo los freaks se esconden pero de un ataúd sale el maestro de ceremonias, Nosferatu. Saluda al público y hace fluir una risa nerviosa. Todos estamos disfrutando pero sin bajar la guardia porque entre acto y acto puede pasar cualquier cosa. En un momento de descuido unas monjas asesinas con unas sierras mecánicas se avalanzan sobre el público. Nos atacan por delante y por detrás y yo grito, me río y aplaudo a la vez.

La niña del exorcista es contorsionista y el fantasma de la ópera es trapecista. También hay dos personas-murciélagos que juegan contra la gravedad y una vampira muy guapa que se pasea con una pitón. Unos payasos con muy mala leche y una guillotina, un verdugo equlibrista y una mujer-araña que se cuelga por los aires con su seda. Hay magia, fuego, mímica y hasta un payaso que canta blues!


Yo no quepo en mí de la emoción. ¿He viajado al pasado? ¿Vuelvo a tener 10 años? No! Es la magia del circo que me posee durante 2 horas. Dos horas que para mi fueron muy especiales porque me hicieron olvidar los mil y un problemas que tengo diariamente en mi cabezota. Y cuando la función termina, los freaks salen y se quitan sus máscaras. Ya no son vampiros ni momias, son artistas. Y todo el público se funde en una única ovación. Todos nos ponemos en pie y silbamos porque creo que en realidad todos estamos agradecidos de que nos hayan dejado formar parte de su freakshow.

13 mayo, 2008

Homenajes varios


Siempre he defendido las películas de los Piratas del Caribe. No por su calidad de guión evidentemente, ni tampoco porque el prota sea Jhonny Depp. He leído muchas críticas donde el crítico de turno se explaya diciendo que llega un momento en que le da igual lo que le pase a los protagonistas. Toma castaña! Como si no se supiera que no les va a pasar nada. Y de todas formas si les pasa algo siempre se les puede resucitar (véase sino al Capitán Barbosa). En fin, que Los Piratas del Caribe no es cine para analizar sino para disfrutar, aunque la tercera entrega es infumable y aburrida. Pero las dos primeras siempre las defenderé, ¿por qué? Porque me recuerdan a una de mis trilogías favoritas, la saga de Indiana Jones.

Está claro que no son pelis comparables pero sí las puedo comparar en su esencia. Hace menos de 20 años mi generación disfrutaba con las aventuras del Dr. Jones y los nanos de ahora disfrutan con las aventuras del Capitán Sparrow. Ambos se meten en "fregaos" parecidos y sino miren...


video
Indiana Jones en busca del Arca perdida


video
Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto

10 mayo, 2008

Azur y Asmar

Me he permitido la licencia de recortar un fragmento de la película Azur et Asmar. Película de animación del director francés Michel Ocelot, conocido por sus películas de "Kirikú y la bruja" y "Kirikú y las bestias salvajes". Estas dos anteriores no las he visto pero la de Azur y Asmar me dejó encantada. Son unos colores preciosos que abren todos los sentidos, casi hasta puedes saborear lo que come el personaje y oler las calles por donde pasa. Personajes muy teatrales y una historia apta para niños y adultos.

La calidad de la imagen la he tenido que reducir un poco, pero espero que a más de uno le entre las ganas de verla y disfrutarla.


video

07 mayo, 2008

El hombre de la máscara de hierro y corazón de metralla

Ya lo he dicho un montón de veces. Si Robert Downey Jr. no interpretara a Iron Man no hubiese ido al cine para ver esta película. Fui el día del estreno a una sala llena hasta los topes, cosa que a veces me revienta. La gente se portó bien porque estuvo callada y sin montar follón. Nadie me dio ninguna patadita en la butaca pero yo sí que di una... El hombre que estaba sentado a mi lado no paraba de reírse con cualquier chiste sin gracia y para colmo se sorbía los mocos cada 40 segundos. Joder, para qué están los pañuelos entonces?

Robert Downey Jr. me parece un magnífico actor y sí, a veces se me cae la baba con él. Pero este papel le viene como anillo al dedo porque Tony Stark (es decir, Iron Man) es todo un playboy y Downey Jr. ha sabido hacerse con el personaje y darle ese punto canalla-macarra pero con sentimientos. La primera parte de la película se basa en presentar al personaje, quién es y cómo llega a convertirse en un súperhéroe. Creo que es la parte que más me entretuvo aunque el dilema moral que sufre el personaje no es que se haya profundizado mucho.


- Cartel de IronMan -

El cómic es del año 63 y surgió como contrapunto a héroes mutantes o mordidos por arañas por ejemplo. Tony Stark era un tío normal y corriente que se convirtió en súperhéroe porque era un genio y se lo curró. Era un fabricante de armas, anticomunista y un día lo secuestran en Vietnam y es torturado pero lo que le hace cambiar de parecer es que su corazón se llena de metralla que él mismo ha fabricado. Ese es un poco el tema de la película pero con guión adaptado a la época actual. Y si hace unos años Vietnam era el peor enemigo pues ahora lo es Afganistán. Todas las películas de héroes están muy politizadas o por lo menos son muy patrióticas. ¿Por qué si no Robert Downey Jr. aceptó el papel? Por dios! es americano y la Marvel es como la biblia. Bueno, la biblia quizás sea un poco exagerado pero es como si un español no conociera Mortadelo y Filemón. Aún recuerdo el final de Spider Man con una pedazo de bandera de barras y estrellas ondeando al viento, en fin, en parte es normal.

Jeff Bridges también está que se sale interpretando al malo, Obadiah Stane. Hasta siendo malo tiene cara de ser buena gente... pero me encantó su papel (poco explotado quizás).

- Obadiah Stane y Jeff Bridges -

La gracia de la película es que el director Jon Favreau hace un pequeño papel como Hogan, el chófer de la limusina y el propio Stan Lee hace su aparición estelar, como siempre, como "himself". Ah! y el final del todo nos revela que seguro habrá al menos una segunda parte. Tengo la costumbre de quedarme hasta el final de los créditos en todas las películas (por respeto a la script y al mozo que le lleva los cafés al director). El caso es que al final de los créditos hay una pequeña escena donde sale Samuel L. Jackson haciendo de Nick Fury, jefe del Escudo, y que le dice a Iron Man "no eres el único súperhéroe que hay aquí". Pues ya está cantado no?

En conclusión, entré al cine con la mente relajada, dispuesta a ver el mismo patrón de película que siguen estas producciones de tal calibre. No me esperaba nada y quizás por eso no me empecé a revolver en la butaca... Pero una cosa que quede clara, aunque la segunda parte la vuelva a interpretar Robert Downey Jr, a mí ya no me pillan.

05 mayo, 2008

Algo imperdonable

El otro día hice algo inconfesable. Entré al cine para ver Iron Man y mientras me acomodaba en la butaca le di una patadita al que estaba sentado delante de mí.

Miré a mi parte contratante con los ojos como platos y solté: "Coño, le acabo de dar una patadita en la butaca al de alante"

El muchacho de alante estaba "frikeando" con sus amigos y ni se inmutó pero si se hubiese dado la vuelta le habría pedido mil perdones...

En fin, ya rezaba Wilder que nadie es perfecto. Amén

Por cierto, mi reseña de Iron Man la dejo para otro día, que ya es hora de dormir...