05 mayo, 2008

Algo imperdonable

El otro día hice algo inconfesable. Entré al cine para ver Iron Man y mientras me acomodaba en la butaca le di una patadita al que estaba sentado delante de mí.

Miré a mi parte contratante con los ojos como platos y solté: "Coño, le acabo de dar una patadita en la butaca al de alante"

El muchacho de alante estaba "frikeando" con sus amigos y ni se inmutó pero si se hubiese dado la vuelta le habría pedido mil perdones...

En fin, ya rezaba Wilder que nadie es perfecto. Amén

Por cierto, mi reseña de Iron Man la dejo para otro día, que ya es hora de dormir...

3 comentarios:

javi dijo...

jajajaja vale Lola, siempre me sacas una sonrisa :)

yo vengo hoy a presionar. 1º) escribe ya la reseña de Iron Man que quiero saber qué te ha parecido (yo la he visto tb)
2º) Podrías colgar todos tus montajes. Me gustan las historias que te montas y además te lo curras. Pero lo mejor es tu voz :D Puedes ser dulce durante 4 minutos nada más jeje

Saludos!

Lo dijo...

la reseña de Iron Man ya la tengo pensada, pero no tengo tiempo!
y los audios no los culego todos que parece pedante, te los mando por email

y puedo poner voz dulce algo más que cuatro minutos pero... no me da la gana!! (por supuesto esta última frase léase con voz de darth vader o alguno de estos)

Alegria De La Huerta dijo...

Penitencia de blogger, penitencia de blogger!!