18 febrero, 2008

Canta, canta... que te corto la garganta

No entiendo de teatro, no entiendo de musicales. Creo que no entiendo ni de cine... Pero cómo me ha gustado Sweeney Todd!! Es la película que estaba esperando con muchas ganas desde hacía más de un año así que el día del estreno me tiré como loca al cine.

La historia es muy típica pero buena. Amor, venganza, locura, obsesión... ya se puede uno imaginar como acaba...


Se puede confiar en Tim Burton. Está claro que las historias tétricas y retorcidas son lo suyo así que el más mínimo detalle está cuidado con mucho mimo (y excentricidad). Forma muy bien equipo con Johnny Depp. Lo demuestran las seis películas que han hecho juntos pero esta es distinta, porque es un musical. En las películas de Burton de todas formas la música siempre ha tenido una fuerte relevancia. En Sweeney Todd no se echa de menos a Danny Elfman pero porque cuentan con Stephen Sondheim, el compositor y letrista de este gran musical.

Johnny Depp me ha sorprendido para bien... otra vez. Ha conseguido que ya no me pueda imaginar a otro Sweeney Todd que no sea él. Helena Bonham Carter también me gustó. Puede que no sea una gran cantante pero sí una buena actriz y le da un toque agudo y estrafalario a su personaje (que para mí es mucho más complicado que el de Johnny Depp).



A pesar del tono infantil que caracteriza a Burton, no es película para niños. Atención a los papás y mamás que nunca se fijan en la calificación por edades... Claro que esta película es sólo para mayores de 13 años, lo cual estoy de acuerdo. Pero hay un momento corta-gargantas que uno se lo toma con algo de comicidad porque representa la locura extrema. Y para un niño de 10 años no creo que represente lo mismo... Digo esto porque estoy un poco cansada de entrar al cine a las 10 de la noche a una película para mayores y ver a los típicos padres que entran con un nano y un cubo de palomitas... Una vez fui con mis amigos para pasar un buen rato viendo La matanza de Texas y había un niño que por casi le da un infarto. ¿Es que la gente es tonta o qué le pasa?

No me quiero desviar así que sólo digo que es una buena señal ir a la sesión de las 0:30 con alguien a quien no le gustan los musicales y que no suelte ni un solo bostezo. Lo malo es que luego tienen que soportarme unos días hablando en rima y bailando por el salón. Pero seguro que no soy la única persona que sale del cine haciendo piruetas...

2 comentarios:

javi dijo...

Puede que no entiendas de cine como dices, pero eres la única persona que sabe explicarme las pelis de Lynch por ejemplo... Y también la que siempre adivina cómo van a terminar las pelis!!

Aún no la he visto porque la verdad es que me tira para atrás que canten pero si te ha gustado tanto y yo me suelo identificar con lo que te gusta a ti entonces le daré una oportunidad

Imagino que a los padres que llevaron a su hijo a ver la matanza de texas les cayó un buen sermón por tu parte no? :)

saludos!

Anónimo dijo...

Hola soy un padre que tiene un hijo de 10 años,el cual no me acompañara a visionar esta pelicula(por mucho que me insista,recordandome lo de la fabrica de chocolate).Gracias a tu consejo evitare una situacion inapropiada,por lo que tendre que dejarlo a la custodia de su hermana mayor.