25 mayo, 2007

El otro día, leyendo una de las entradas de Marta Marmota me acordé de un sueño frustrado...
Desde pequeña siempre quise ser bailarina de claqué (entre ser corista de Bob Marley, violinista, bióloga marina y un montón de cosas más...)
El caso es que las películas de Fred Astaire me entusiasmaban y después de tanto tiempo lo siguen haciendo. Después me pongo a taconear en mi casa sin parar durante días (si la vecina de abajo no se me queja). Mi falta de coordinación hace el resto pero creo que nunca dejaré de taconear...



2 comentarios:

peyote dijo...

Leccion de no se quien, quizas no queira recordarlo; si soñaste algo, es decir querias ser algo, hay un mundo fragil donde se puede serlo, sin poreguntar si esta bien...


saludos.

marmota dijo...

Cuantos sueños frutrados...