24 noviembre, 2008

Dos hombres y un destino... nada claro

Por fin he visto Appaloosa. Una película en la que depositaba grandes expectativas pero que se me olvidará pronto. No porque sea mala, porque me gustó y merece la pena verla pero no hay ninguna imagen impactante, tampoco lo es la historia.

Más que acción, me apetecía que los diálogos entre los protagonistas fueran ágiles... y lo fueron. El comienzo de la película es espectacular, con un Jeremy Irons malo muy malo que parece que haya vivido en el lejano oeste toda su vida. Pero ese ritmo trepidante se frena en seco en algún momento de la película y comienza a estancarse, incluso a repetirse, para desembocar en un final demasiado veloz y sin emoción alguna.

Por otro lado está Renée Zellweger que no me gusta nada. El papel es bueno, una mujer solitaria, desarmada y vulnerable que no duda en unirse al más fuerte para sobrevivir en un mundo de hombres pero ella... no puedo con ella. Me gustó mucho más Ariadna Gil y eso que sale menos de diez minutos. La química entre Viggo Mortensen y Ed Harris es muy buena también, forman buen tándem. Ed Harris es de esos actores que nunca ha hecho una mala interpretación aunque la película en la que haya participado sí que fuera floja. Y la verdad es que sus 57 años le proporcionan las arrugas y la experiencia necesarias para el papel de tipo duro que debe interpretar. Y que decir de Viggo Mortensen, ha demostrado en todas las películas posteriores al Señor de los Anillos que es más que el rey de Gondor.

Aunque Appaloosa no me ha decepcionado quizás esperaba un poco más. De todas formas, agradezco que Ed Harris haya recordado el western que nunca morirá del todo. Y por qué no, que encuentre algún otro proyecto que le haga ponerse otra vez detrás de la cámara, sea del género que sea.

3 comentarios:

troncha dijo...

La verdad es que yo no estaba muy seguro de enfrentarme a este trabajo pero leyendote a ti y alguna cosa más que me han dicho de ella en mi entorno, me hacen dejarla de lado.

Saludos...

Lola dijo...

Yo creo que a la gente que no le suela gustar el western se aburrirá viendo esta película. Por otra parte, la película en sí me gustó, pero también creo que hay bastante potencial desaprovechado.
La verdad es que me lo pasé bien viéndola a pesar de que la de atrás mío no paraba de resoplar... creo que esperaba que viggo mortensen dijese lo de "soy aragorn... hijo de..." pero no lo dice...

Albert {in itinere} dijo...

O te dan pataditas o te resoplan, ahora falta el de la tos.

A ver si voy a verla... pero tengo poco tiempo y muchas pendientes, aunque... esta situacion normalmente se arregla sola. La mitad de las películas que me apetece ver desaparacen de la cartelera en cuanto me decido y tengo que esperar a verlas en casa. Esta, seguramente durará un poco más y podré ir.

Esta es época de poder elegir en cuando miras la cartelera, pero ya queda poco que vienen las navidades y sus "peliculones".