30 noviembre, 2008

Agente poco secreto

El viernes en la radio hablé sobre James Bond. Confieso que las películas de este agente secreto nunca me han gustado mucho. Sin embargo sí que me he sentido más atraída por la vida de su escritor, Ian Fleming, que por lo visto proyectó parte de su vida en las novelas dándole, eso sí, un poco más de glamour al personaje.

En fin, que para gustos, colores.





3 comentarios:

Señor A dijo...

Como hacer una película Bond moderna:
Paso uno: pon a un tio con parkinson a manejar la cámara así, al espectador le parece que hay mucha acción y que pasan muchas cosas (de las cuales no se entera) cuando en realidad no es verdad. (O no lo se por que no me enteré)
Paso dos: que todos los actores (pero todos) parezcan sacados de una fabrica de plásticos inexpresivos (monos pero inexpresivos)
Paso tres: pon un malo que es malo por que si. No tiene motivaciones, ni objetivos, ni un plan solidó, nada de nada, solo es… malo, vaya
Paso cuatro: Gasta, gasta, gasta!!!
Paso cinco: agítalo, sírvelo y alehop! Éxito!

Sintiéndolo mucho me quedo con Bourne

javi dijo...

genial!
XD

Albert {in itinere} dijo...

Pues me ha encantado. Lo tenia pendiente de escucha desde hace dias. El final... jejejeje dice mucho sobre tu relacion con J.B. (James Bond, no pensemos mal....)