27 enero, 2009

Espoiler a saco

En uno de mis viajes al vídeoclub me alquilé la comedia "The last kiss". Soy bastante especial con las comedias, de hecho no me gustan. Pero el protagonista era Zach Braff y es un tipo que me cae bien. No sé quien, ni cómo, ni dónde pero había escuchado que la película estaba bien. Mentira cochina. Perfectamente me la podía haber ahorrado en mi vida y ahora mi retina estaría mucho más sana.

Y aquí es cuando vienen los espoilers a saco así que si quieres ver esta película para ya de leer porque te la voy a estropear...

En el primer minuto de la película le dije a mi parte contratante:

- Mira te voy a decir lo que va a pasar, al chico le va a entrar el acojone por comprometerse porque va a sentir que es como si firmara un contrato de por vida. La primera pava que le dé un poco de rollo se lo llevará a la cama pero él se arrepentirá y se dará cuenta de que en realidad está enamoradísimo de su novia de toda la vida. Pero su novia de toda la vida se dará cuenta del engaño y entonces lo dejará. Y él tendrá que insistir mucho para volver a conquistarla pero al final ella lo perdonará...
- Así da gusto ver películas contigo

Pues nada, eso es lo que pasó. Una película sin sentido donde me importaba un pito qué hacían los personajes y que para nada me sentí identificada con la famosa crisis de los treinta. Eso sí, me hizo sentir una abueleta porque nunca me he planteado lo de tener tanto pánico al estar siempre con la misma persona, desde luego que... ¿qué le pasa a la gente?

4 comentarios:

Albert {in itinere} dijo...

Es que en realidad son así de previsibles. Yo también soy anti-comedia, aunque este año me han sorprendido "Rebobine por favor" y "Lars y una chica de verdad".

jesus (of suburbia) dijo...

En parte de acuerdo, en parte en desacuerdo. Es cierto, la peli es predecible, pero en lo predecible, he de decir que me gustó, no recurre al chiste fácil, los personajes me atraen, es la misma historia mil veces repetida, pero al menos repetida bien. Y hay que reconocerlo, Haggis (salvo Crash) hace buenos guiones.

En cuanto a Zach Braff, qué voy a decir, que si han visto Scrubs ya saben lo buen actor cómico que es, que si han visto Scrubs saben lo buen director que es, y que si han visto Garde State (Algo en común) sabrán lo buen actor, escritor y director que es, y listo, porque eligió a Natalie Portman como novia, qué jodío.

Un tipo a seguir. Recomiendo a las millones de personas que leen tu blog la serie Scrubs (brutales las primeras temporadas) y la peli Garden State, una de mis preferidas. "The shins van a cambiar tu vida". Ay Natalie, qué razón tenías.

Lola Alted dijo...

Albert, "Lars y una chica de verdad" y "Rebobine por favor" me gustaron, pero no son comedias al uso. Bueno sí, son comedias pero lo que yo no soporto son las comedias románticas.

Y vale Jesusín, Zach Braff mola pero me da lo mismo que sea él el prota, como si es Johnny Depp encarnando la perfección.

La crisis de los 30 apesta, igual que apestan las reflexiones de los protagonistas de "Vicky Cristina Barcelona".

Que el chico engañe a la chica porque tiene miedo al compromiso nunca lo entenderé (y si pasara al contrario igual). En serio, ¿qué le pasa a la gente?

Como diría Homer Simpson: ME ABURRO!!

Ah! Y otra cosa que odio, las películas de Nancy Meyers. Comedias románticas se supone que para chicas con protagonistas femeninas al borde de la histeria que sólo saben levantar los brazos y soltar gemiditos en plan oh!, ah!, uh!

Por favor, eso no hay dios que se lo trague!! El género de ciencia ficción y/o terror siempre es mucho más creíble que las comedias románticas.

Sí vale, lo sé. Tengo un problema.

Albert {in itinere} dijo...

Pues si tienes un problema, yo tambien lo tengo, porque ahora que hablamos de comedias romanticas... yo... eh.... a mi... (lo siento, tengo que ir a vomitar).